sábado, 26 de noviembre de 2022
 
 
30/12/2020
     
El Senado aprobó la legalización del aborto

Fue por 38 votos a favor, 29 en contra y una abstención



Los Senadores marcaron un hito en la historia: definieron que el aborto, hasta la semana 14, será legal en el país. El proyecto del poder Ejecutivo fue sancionado por 38 votos a favor, 29 en contra y una abstención, en una sesión que se extendió por 12 horas y tuvo sorpresas hasta el final.

Si bien entrada la noche los 38 avales estaban garantizados, sobre el final la diferencia se amplió a nueve votos.

Hubo cuatro "celestes" ausentes. ?Dos de ellos estaban contemplados: el tucumano José Alperovich, en licencia acusado por violación, y Carlos Menem, internado hace dos semanas.

Pero tampoco estuvieron conectados a la hora de votar el puntano Adolfo Rodríguez Saá (Frente de Todos) y María Clara Vega (Juntos por el Cambio). A su vez, el jujeño oficialista Guillermo Snopek, que en 2018 también había votado en contra, esta vez se abstuvo. 

Al igual que en 2018, el debate abrió aguas transversalmente. Por eso, hubo dos discursos de cierre por cada bloque: uno en representación de la postura a favor y otro en contra.

La jornada empezó con incertidumbre. Pero después de que el oficialismo blanqueara un acuerdo para retocar el texto en la reglamentación y que las senadoras que llegaron a la sesión como indefinidas anunciaran su acompañamiento, la tendencia favorable del proyecto se cristalizó pasadas las 22.

En el arranque de la sesión, la presidenta de la comisión de la Banca de la Mujer, Norma Durango, blanqueó los retoques acordados si la ley se sanciona esta madrugada. Entre ellos, el veto de la palabra “integral” en dos artículos.

Esos cambios habían sido pedidos por el aliado oficialista Alberto Weretilneck, quien condicionaba su apoyo a la iniciativa a estos puntos. Para garantizar su voto, el rionegrino quería que el Ejecutivo haga pública la promesa. Durango cumplió informándolo en la sesión y Weretilneck confirmó su voto a favor.

El eje de la disputa era la palabra “integral”. El artículo 4 original planteaba la posibilidad de interrupción del embarazo por fuera de la semana 14 en casos de violación o "si estuviere en peligro la vida o la salud integral de la persona gestante”.

En la misma línea, el artículo 16 original modificaba el artículo 86 del Código Penal y establecía que "no es delito" el aborto realizado hasta la semana 14 y que fuera de ese plazo no sería punible en caso de violación o "si estuviera en riesgo la salud integral de la persona gestante".

En ambos casos, el concepto de "salud integral" le parecía muy genérico a Weretilneck. "Para la OMS, salud integral es el bienestar físico, mental y social. Es demasiado amplio para interrumpir un embarazo en cualquier momento, con el riesgo mayor que llevan las interrupciones en el segundo trimestre", había declarado a Clarín.

Tras esa aclaración, en el poroteo verde también ratificaron al oficialista Edgardo Kueider, quien había firmado el dictamen del proyecto en disidencia y reclamaba los mismos puntos que el rionegrino.

En la previa el propio Papa Francisco emitió un sugestivo tuit: "El Hijo de Dios nació descartado para decirnos que toda persona descartada es un hijo de Dios", planteó


   
     
 
 
 
 
VER ARCHIVO DE NOTAS